La vitamina C…¿tiene alas?

Con esta nueva entrada inauguramos nuestra nueva sección de ciencia a la que hemos decidido llamar “Los Mitos de la Sociedad”, en la que destaparemos mentiras que seguro habréis escuchado alguna vez. Comenzaremos por el mito de la pérdida de la vitamina C del zumo de naranja recién exprimido.

Seguro que alguna vez un familiar, amigo, vecino o tu propio perro te han dicho:

“Toma rápido el zumo de naranja, que se van las vitaminas”

Pues a pesar de ello esto no es así. Existe la falsa creencia de que la vitamina C del zumo de naranja casero es poco estable, cuando solo condiciones extremas disminuyen considerablemente dicha vitamina, que se conserva perfectamente en el zumo hasta 12 horas después, aunque el sabor puede volverse más amargo.

La revista Journal of The American Dietetic Association, publicó que la vitamina C (ácido ascórbico) se oxida con rapidez si se deja el zumo de naranja a temperatura ambiente pero la sustancia que se genera, denominada ácido dehidroascórbico, sigue teniendo las mismas propiedades de la vitamina C.

*Por falta de un reactivo no hemos podido hacer la demostración de que no se pierde la vitamina C. El año que viene retomaremos el tema

 

91total visits,4visits today

Comment is closed.