PRUEBA PSICOLOGÍA HABILIDADES COGNITIVAS (parte 1)

El viernes 12 de noviembre a las 8h de la tarde, los alumnos de la asignatura de Psicología junto con los profesores Fernando Lucio, Marisa Sequier y Miguel Palacio, realizaron una práctica consistente en pasar 12 horas sin dormir (de 8h de la tarde del viernes, a 8h de la mañana del sábado). ¿Para que se puso en práctica todo esto? Bien, este experimento intentaba explicar y demostrar cómo nuestras habilidades cognitivas se van debilitando a lo largo de la noche sin haber descansado ni un momento. Al mismo tiempo, los participantes estábamos divididos en dos grupos de experimentación, uno de los grupos tomaría café a las 3:30 de la madrugada con la intención de medir si esta sustancia era capaz de revertir los efectos del cansancio y la falta de sueño.

La práctica, además de consistir en mantenerse despiertos, iba acompañada de una serie de pruebas para determinar cómo algunas de nuestras funciones cognitivas (agudeza visual, memoria a corto plazo, coordinación motora…) se van desarrollando a lo largo de la noche. Cada dos horas hicimos estas pruebas y los resultados eran apuntados en un cuadernillo. El objetivo es poder volcar esos datos en una hoja de cálculo y trabajar con ellos en las semanas siguientes..

De las 6 diferentes pruebas preparadas para la recogida de datos, por haber cálculado mal el tiempo que nos llevaría la práctica, solo se pudieron llevar a cabo 4.
1.- Coordinación motora. Un grupo de nosotros preparó un pequeño circuito de baches y puntería con material de educación física. Se debía hacer con los menores fallos posibles y en el menor tiempo posible.
2.- Memoria a corto plazo. En el aula de educación física se proyectaba una imagen durante 10 segundos. Debíamos prestar el máximo de atención y tratar de memorizar el mayor número de detalles para responder a unas preguntas.
3.- Agudeza visual. En el aula también, se proyectaban palabras de distintos colores escritas en otro color. Es decir, la palabra naranja podría estar coloreada de color morado, o la palabra verde de color rojo y así. Dejando un intervalo de 1 segundo entre palabra y palabra, debíamos anotar el color de las letras.

4.- Resolución de problemas. Unas compañeras prepararon una prueba para medir el tiempo que tardábamos en solucionar un problema. Inventaron un alfabeto nuevo en el que a cada letra se le asignó un símbolo nuevo. Se proyectaba una frase escrita con los símbolos y se medía el tiempo que cada uno de nosotros tardaba en traducir la frase.
¿Y qué hacíamos entre prueba y prueba?, pues un poco de todo. Cenamos, bailamos Zumba, jugamos a las cartas, hubo quién aprovechó para adelantar trabajo. En fin, entretenernos.
En conclusión, esta práctica nos servirá para determinar si el sueño es un motivo por el cual nuestra mente no está tan despierta, motivada y vigorizada como debería estarlo al dormir las 8 horas recomendadas; y si un estimulante, en este caso el café, ayuda a revertir un poco los efectos del cansancio y el sueño.

Natalia Revuelta

2º Bach.

Comment is closed.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com