PRUEBA PSICOLOGÍA HABILIDADES COGNITIVAS (parte 2)

Hace una semanas os presentamos la primer parte de la actividad  realizada por los alumnos de la asignatura de Psicología junto con los profesores Fernando Lucio, Marisa Sequier y Miguel Palacio, consistente en pasar 12 horas sin dormir (desde las 20:00 h de la tarde del viernes, a 8:00h de la mañana del sábado). Este experimento intentaba explicar y demostrar cómo nuestras habilidades cognitivas se van debilitando a lo largo de la noche sin haber descansado ni un momentoLa práctica, además de consistir en mantenerse despiertos, iba acompañada de una serie de pruebas para determinar cómo algunas de nuestras funciones cognitivas (agudeza visual, memoria a corto plazo, coordinación motora…) se van desarrollando a lo largo de la noche. Ahora os mostramos los resultados y las conclusiones

A las diez y media de la noche, estábamos cenando y para las once, nos encontrábamos listos para comenzar con la prueba de coordinación motora. Consistía en la realización de un circuito de bancos, aros, zig zag y lanzamiento de pelota, en el menor tiempo posible. En la siguiente, teníamos que poner a prueba la agudeza visual. Se proyectó un Power Point con palabras en colores, que no se correspondían con lo que decían estas (ej.: Amarillo). Debíamos centrarnos tan solo en el color, teniendo solo un segundo para visualizarlo. La tercera, era una prueba de memoria a corto plazo. Teníamos diez segundos para observar la imagen y fijarnos en todo lo posible, ya que posteriormente había una serie de preguntas. La última fue resolución de problemas, a través de un alfabeto inventado teníamos que traducir la frase, en el menor tiempo posible. Por falta de tiempo, no hubo ocasión de hacer las otras dos actividades que se habían preparado. El mismo procedimiento de pruebas fue repetido en tres ocasiones más y a distintas horas: a la 01:00, 04:00 y 07:30 a.m.

Antes de comenzar de nuevo el procedimiento, Fernando nos grababa con el móvil para poder ver nuestra evolución. Mientras tanto, nos entretuvimos haciendo carreras de colchonetas, grabando tik toks, jugando al lobo, yendo de aquí para allá e incluso, algunos compañeros aprovecharon el tiempo para hacer trabajos de clase o leer libros. A las 03:30 a.m., la mitad de la clase se tomó el café, el cual determinaría si realmente afecta mucho al cerebro humano y a su rendimiento el tomarlo o no. Para finalizar, a las 8:30 de la mañana fuimos al bar que está frente al propio instituto y, posteriormente recogimos un poco el gimnasio.

Alba Vega e Ingrid Alechiguerra pasaron los resultados una hoja de cálculos para facilitarnos el estudio de la práctica. Además, Natalia Revuelta se ocupó de sacar fotos y videos para el periódico del instituto, con la ayuda de Lydia Gutiérrez.

Comparación de datos.

Hice la relación con ambas variables para poder comprobar si tomar café o el género de las personas puede modificar los resultados. Teniendo en cuenta los datos primera y última hora de cada prueba, podemos observar que no hay una correlación entre las variables determinadas. Esto se debe a que, para que hubiese dicha correlación en la columna de “Sing. (2-colas) y fila “Se asume igualdad de varianzas” los valores deberían ser inferiores a 0,05.

Conclusión

Con el proyecto confirmamos que no hay correlación. De este modo, hemos utilizado lo aprendido en esta evaluación y nos ha unido mucho como grupo.

Erika Dobrokhotova 2º Bcha

Comment is closed.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com